Sátira: ¿humor o periodismo?

El pasado 21 de abril tuvo lugar un debate entre los alumnos de primer curso de comunicación audiovisual para la clase de comunicación periodista. La temática del debate era la sátira, un género periodístico que consiste en realizar una crítica de forma humorística. Los primeros choques entre ambos bandos se produjeron a raíz de la propia definición, ya que no todo el mundo entiende lo mismo por sátira.

El debate comenzó a las 15:00h por lo que los alumnos esteban un poco dispersos en cuanto a atención pero conforme avanzaba el debate y se iban acalorando los intervinientes la emoción aumentó y consiguieron captar su atención.

Este debate contaba con un moderador, Juan Sánchez, que interpretó su papel a la perfección. Nos trasladó a un plato televisivo con su puesta en escena y supo imponerse a los intervinientes cuando la ocasión lo requirió.

En cuanto a los intervinientes, siendo una breve presentación, se dividieron en dos bandos: a favor se encontraban Carlota Galocha Rey (experto: Irene Bermúdez Rello), Gino Pavone García (experto: Virginia Ruiz Alonso) y Luis García Díaz (experto: Johanna Torres); y en contra Guillermo García García (experto: Albert Florin Ghira), Javier Guridi Mateos (experto: Isabel Gallego Estebaranz) y Marianna Vélez Ospina (experto: Candela Manzano Hervás).

La actitud de los intervinientes en contra de la sátira se mostraron calmados y respetuosos, en cambio, el detonante del debate procedía del interviniente a favor de la sátira Gino Pavone. Conociendo las debilidades del contrincante como acusándoles de fascistas encendió el debate y comenzó la acción.

A pesar de la intención del moderador por estructurar el debate en distintas temáticas dentro de la sátira, el debate siguió su propio curso, monopolizando el caso de “Charlie Hebdo” entre otros.

Para comenzar el debate, el moderador lanzó una cuestión al aire: “¿Información o entretenimiento?” (Refiriéndose a la sátira). Ante la argumentación de Marianna sobre por qué la sátira debe tener una ideología y cuestionando el discurso antisistema que supone ésta; saltó su contrincante Gino diciendo “la sátira garantiza el sistema, tachar la sátira es querer acabar con el sistema”. La estrategia empleada por Gino Pavone era claramente la de provocar, obviamente argumentando su postura, para encender el debate y motivar un error en sus oponentes. Posiblemente uno de los momentos más intensos se produjo tras la intervención del experto de Gino, quien denunció el hecho de vetar la libertad criticando la sátira, matizando el interviniente con la “inocente” frase de “sólo dos tipos de personas pueden estar en contra de la sátira: ignorantes y extremistas de derechas (fascistas)”. Esta frase obtuvo su objetivo, calentar a sus oponentes obteniendo respuestas como la de Marianna “¡Aquí el único extremista eres tú!”.

Es importante aclarar que en estos encontronazos los alumnos montaban alboroto y motivaban que subiese el tono del debate.

En cuanto a la actitud de estos intervinientes, podemos destacar la actitud serena tanto de Guillermo como de Marianna, aunque en el caso de Guillermo tuvo varios enfrentamientos con Gino. Luis y Javier jugaron un papel más secundario, y Carlota estuvo muy activa en el debate dependiendo del tema tratado. Y como he dicho anteriormente, Gino jugó el papel de “detonante del conflicto” en este caso un debate.

En cuanto a ventajas y desventajas de la sátira, fueron representadas por los bandos a favor y en contra, respectivamente. La ventaja principal que fue defendida durante todo el debate fue favorece al pensamiento crítico y que muestra la realidad de forma verídica y no influida por una ideología como muestran los telediarios. La desventaja principal fue que la sátira ridiculiza y desprestigia la realidad.

En cuanto a quién gana el debate, habría que hablar, como bien buscaba Guillermo, de consenso. La defensa de la sátira utilizaba el argumento de la libertad de expresión y que no volviésemos a épocas pasadas de censura desmesurada. En cambio, el ataque a la sátira tiene un carácter solidario, como bien matizaba Javier; la libertad de unos acaba en el bienestar de los otros. Esto se ve claramente en el caso las portadas de la revista de Charlie Hebdo, que su libertad de publicar lo que quieran, como dibujar a Mahoma con carácter cómico; esta libertad acaba en el bienestar del musulmán que se siente ofendido ya que en su religión no se puede representar gráficamente al profeta.

En resumen, he recogido una serie de citas que se produjeron durante el debate y que recoge claramente la temática tratada:

  • Carlota: “La sátira cuenta lo que los periodistas no son capaces de contar. Las noticias son políticamente correctas, la sátira es la verdad.”
  • Guillermo: “Si la sátira genera odio no debe estar al debate público”.
  • Luis: “El respeto y la sátira no son incompatibles”.
  • Javier: “Se puede criticar, pero con argumentos”.
  • Marianna: “Es muy fácil defender la sátira cuando no eres el objetivo de la sátira”.
  • Gino (ante el debate de la autocensura por respeto al prójimo): “No quieres lograr el respeto a través del respeto, sino a través de la represión”.

Para concluir, fue un debate muy intenso pero se vieron mucho trabajo detrás de los intervinientes, quienes se prepararon muy bien su papel.

“Dejemos que se emita sátira, pero con respeto”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s